Acerca de

Hola, soy Juan Carlos Aparicio.

 

Siempre he estado rodeado de perros. Empecé  en el mundo del adiestramiento practicando Mondioring con una pastor belga malinois, que es como empezar la casa por el tejado, lo sé….pero es muy típico de los Españoles, ¿no? (nos lanzamos y ya está). Pronto comprendí que me faltaba base teórica y empecé con los mil y un cursos y seminarios que se impartían en los años 90 (y que siguen impartiéndose). No sé bien como, acabé teniendo el honor de recibir formación como Guía Canino en la Policía Nacional y actualmente trabajo en la Unidad Canina de los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid.

Bueno…..han sido muchos años desde 1992 (cuando practicaba mondioring en el grupo de trabajo de Bocalan) y no quiero extenderme demasiado, pero en todos estos años me ha dado tiempo a practicar muchas disciplinas de adiestramiento (OCI, Agility, Mondio, Detección, RCI…) y a conocer muchos perros y propietarios (pasé más de 10 años visitando domicilios)

Hoy en día, a parte de mi ejercicio profesional, practico pastoreo deportivo con Border Collie y considero que todo el camino recorrido por las diferentes especialidades no era más que una búsqueda que finalizó en 2011 cuando me topé con el pastoreo.  Esta actividad me apasiona y me hace disfrutar como ninguna otra y creo que nunca dejaré su práctica.

No me considero una persona muy segura de mi misma y no negaré que esta aventura del blog me da cierto reparo por varias razones:

  1. ¿Quien soy yo para decirle a nadie cómo tiene que educar a su perro?
  2. Llevo años evolucionando y cambiando de perspectiva, de intereses, de opiniones, de ideas…..Si pienso en lo que decía hace 20 años o hace 10, me muero de vergüenza. En muchos puntos del camino creí que tenía el rompecabezas terminado para que, a continuación, se volviese a desmoronar con la aparición de nuevos conocimientos o de experiencias que no encajaban en el esquema anterior. ¿Serán mis ideas de hoy sobre educación canina y adiestramiento las definitivas?…..me temo que no.
  3. Me cuesta mucho el medio escrito porque para mí todo en la vida es cuestión de matices. Las cosas no son nunca blancas o negras y el medio escrito exige fijar posiciones y ser claro (por no hablar de que lo escrito, escrito queda).

Pero al final me voy a animar a dar el paso y probar la experiencia de escribir un blog. Dicen que finalmente solo nos arrepentimos de lo que no hemos hecho. Mucha gente que me conoce me ha pedido que escriba (tengo un eterno libro en el horno) porque les ayudan mis planteamientos y les gusta el comportamiento y actitud de mis perros (13 a día de hoy).  Siento que mis ideas (poco comunes) pueden serle de utilidad a muchas personas y de eso, simplemente, se trata.

Espero que os guste el blog.