El Border Collie como perro detector de sustancias

Como me joroban tanto las opiniones «absolutas» y la gente que dicta sentencia, no voy a caer yo en el mismo comportamiento. Lo que escribo en este post sobre las cualidades del Border Collie como perro de detección es solo una opinión que se basa en unas pocas experiencias…….así que perfectamente podría estar equivocado y ser rebatido por personas que hayan experimentado otra cosa con la raza en este campo.

Tampoco es justo generalizar y es seguro que las diferencias individuales serán muy grandes. Insisto…..aquí aporto solamente mi experiencia personal.

Mi primera Border lo adquirí para probarla en la detección de cebos envenenados. La primera impresión fue muy buena puesto que se trataba de una perra extremadamente inteligente y que aprendió a realizar su trabajo en muy poco tiempo. Su agudeza mental exigía un entrenamiento meticuloso pues era capaz de aprovechar cualquier tipo de ayuda que inadvertidamente pudiéramos darle (como seguir el rastro de la persona que escondía los cebos….por ejemplo).

¿Sabéis cual era la pega?……que no le apasionaba este trabajo. Seguía la ley del mínimo esfuerzo en pro de conseguir su premio y de satisfacer a su guía, pero definitivamente buscar no era lo que más le gustaba (sobre todo en comparación con correr a su aire o divertirse con un freesbee o similar).

Siempre cuento de Brisa (así se llamaba) su reacción cuando trabajábamos al descuido (en una práctica «al descuido» escondemos los cebos sin que el perro esté presente para, a continuación, pasear la zona con el perro suelto pero sin ninguna indicación de búsqueda ni orden concreta). Tras esconder unos cebos mi parte del «juego» consistía en disimular y actuar como en un simple paseo, aunque siempre con el rabillo del ojo en la perra para ver como actuaba cuando encontrara los cebos. La idea es saber si me los marcaría (avisándome de su hallazgo) o si seguiría su camino…….lo ideal es que los marque para poder hacer servicios preventivos sin excesivo desgaste para la perra (bueno……no voy a ponerme a explicar todos los detalles aquí…..pero para búsqueda en grandes áreas es muy importante el tiempo que el perro puede estar trabajando y este tiempo disminuye mucho cuando el perro trabaja bajo órdenes, ya sean de dirección o de otro tipo). El caso es que la perra, efectivamente, encontraba los cebos….entonces me miraba y, en lugar de avisarme (marcar el cebo), al ver que yo estaba «distraído» en otras cosas,  decidía continuar con su paseo tranquilamente. Yo creo que pensaba: «si le digo a este que he encontrado un cebo se va a poner muy pesado pidiéndome que busque más……y adiós a mi bonito paseo por hoy»:

Este patrón de comportamiento (falta de pasión) la he encontrado en otros 2 Border que he entrenado. Aprenden rápido y son eficientes…..pero no se apasionan. Mi trabajo se desarrolla en grandes áreas y necesito unos tiempos de búsqueda muy largos. Quizás en trabajos más concretos y cortos (drogas, explosivos…) donde se busca en lugares más pequeños, los Border podrían ir bien, pero yo lo comparo con una persona que va a trabajar exclusivamente por su sueldo, pero que no se apasiona ni le gusta lo que hace. Ese trabajador será, a la larga, menos eficiente que otro que se apasione por lo que hace. Esta es mi opinión.

Además, me pasa una cosa. Me apasiona el pastoreo y es ahí donde veo a estos perros brillar realmente, así que me da una pena horrible dedicarles a la búsqueda. Para la búsqueda estoy ahora con el segundo Springuer Spaniel……y ahí si……ahí si veo la pasión que busco.

Esta es Brisa con Gastón …….que buenos recuerdos

Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *