¿Comprar o adoptar?

Cuando alguien decide integrar un perro en su familia una de las primeras decisiones versará sobre donde encontrar a ese compañero.

Como siempre digo, lo primero es tener claros los objetivos.

Yo lo tengo claro. Si buscas un perro de compañía, adóptalo. Encontrarás muchos refugios encantados de atenderte. No te dejes llevar por la moda o el snobismo. Todos los perros son fabulosos, independientemente de la raza. Los mestizos tienen mejor salud y también son preciosos. No entiendo la razón por la que alguien paga cientos o miles de euros para tener un perro de compañía.

Tampoco me sirve de argumento el querer un cachorro. Además de que en las protectoras pueden encontrarse cachorros yo te aconsejaría adoptar un perro adulto del que ya sabes  sus cualidades y temperamento para saber si encaja con tus circunstancias.

Otra cosa es que tengas objetivos específicos. Imagina que quieres un perro para practicar mondioring: normalmente vas a tener que buscar un pastor belga malinois de la mejor línea de trabajo posible.

Una vez decididos nos pondremos en marcha en la búsqueda de ese perro que nos va a acompañar un montón de años. Merece la pena pensarlo bien y tomarse su tiempo.

Si adoptamos un perro adulto de perrera tenemos que ser muy conscientes de que algunos de ellos arrastran una historia de abandono y sufrimiento que puede incidir en su comportamiento. La ventaja es que lo sabremos de antemano y podremos decidir si somos los dueños que necesita ese animal o no. Si estamos dispuestos a rehabilitar a un perro miedoso, por ejemplo, será muy gratificante ver los progresos que va haciendo día a día, pero hay que asumir los inconvenientes. Lo que no hay que hacer es elegir por el color, por el tamaño o por la mirada tan expresiva que tenga un perro. A la larga el aspecto físico es muy secundario comparado con el psíquico.

No te asustes. En la perrera también puedes encontrar ejemplares perfectamente equilibrados (que se relaciona bien con los demás perros, que no tiene problemas con personas extrañas, que resiste la frustración de estar solo…..etc). Tienes que ser sincero y asumir que no estás preparado o dispuesto para iniciar una terapia con un perro problemático (agresivo, miedoso, ansioso….) y decir a los encargados lo que buscas.

La ventaja de los cachorros es que puedes acostumbrarle a tus circunstancias desde el principio, aunque también tendrás que asumir mucho trabajo para empezar (los cachorros dan mucha guerra y exigen mucha dedicación y paciencia al principio). Todos asumimos, cuando llega un cachorro, que vamos a hacer las cosas muy bien en cuanto a educación, pero luego la realidad (de cantidad de perros con problemas) nos dice otra cosa. Así que, cuidado con los cachorros.

Si vas a comprar un perro mi consejo es que te olvides del milanuncios y de las tiendas de animales. Ahí solo vas a encontrar perros criados sin ningún criterio de selección. Hay muchísimo “criador a granel”. Su nicho de mercado son personas que se encaprichan de una raza y no quieren gastarse mucho dinero. Mira en el milanuncios y encontrarás Border Collie (por ejemplo) desde 100 euros. Por mi club pasan cientos de ellos. Cuando entran por la puerta mi primera pregunta suele ser sobre el origen (genético) del perro. La respuesta en un 80% de las veces es “no lo sé” (lo compré a un pastor de Cáceres, lo compré en el verdecora, me lo regalaron, lo vi en un anuncio de internet….). Jo; luego nos quejamos. En lo que a mi especialidad concierne, solo el 1% de esos perros pasan un test de instinto (para el pastoreo). Para mi no son, ni siquiera, Border Collie. No hablo de los frecuentes problemas de salud y conducta porque ya intervienen variables (educación y crianza) que yo no controlo.

Deberías buscar a un criador de la raza  e investigar un poco sobre sus criterios de cría (belleza – trabajo) y sobre sus perros. También deberás conocer los problemas genéticos que con más frecuencia afectan a la raza en cuestión. Como hay gente que sabe más que yo sobre estos temas, te dejo este enlace con la guía del border collie para que veas la cantidad de aspectos que hay que tener en cuenta (y con todas las razas es lo mismo).

Bueno…..me ha quedado un poco largo y me ha costado no enfadarme con este tema. Hasta el próximo post. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *