Como hacer para que mi Border Collie no persiga bicicletas (o coches, o corredores, o motos……)

Este es uno de los problemas más frecuentes en esta raza (y en otras) que tiene su origen en un instinto de caza mal canalizado.

Como ya hemos comentado en otros post, una secuencia de caza completa abarca 5 fases: búsqueda, acecho, persecución, mordida y muerte de la presa. La selección del Border Collie ha hipertrofiado la fase del acecho de modo que su ejecución puede prolongarse de forma “exagerada”, sin necesidad de pasar a fases posteriores (perseguir y morder). Esto es muy útil para el manejo de ovejas.

Pero que la raza tenga esta característica no quiere decir que haya perdido la capacidad de perseguir (y morder). Si te fijas, cuando lanzamos una pelota (o freesbee, o palo) lo que hace el perro es perseguir y morder (las pelotas no son el mejor modo de canalizar el instinto del border).

En definitiva tenemos a un perro obsesivo, seleccionado para concentrarse en el movimiento y sabemos que la línea entre el acecho y la persecución es muy fina. Las primeras bicicletas que ve un cachorro pueden llamarle la atención por su movimiento. Hasta puede que este trate de controlar dicho movimiento a través del acecho. La ineficiencia del comportamiento (la bici no va a parar) hará que en el cachorro se dispare la persecución. La obsesión hace el resto y cada bicicleta será un momento de excitación y persecución descontrolada sin mayor objetivo y sin mayor razonamiento.

¿Cómo prevenir que surja el problema?

El perro debe entender que los coches, las bicis, los patinetes, los corredores…etc, para nuestra “manada” son estímulos neutros de nulo interés y que no deben llamar siquiera nuestra atención.

Ahora hago un inciso y pongo un ejemplo que, aparentemente, no tiene nada que ver, pero que explica muy bien cual es mi planteamiento en este y otros asuntos.

Imagina una madre con sus cachorros en el campo (suponiendo que el perro es un animal salvaje). Esta perra con sus cachorros de mes y medio está haciendo las primeras incursiones fuera de la madriguera y disfrutan de un bonito día soleado. Los cachorros juguetean alrededor de la madre mientras esta descansa y los observa. Uno de los cachorros se ha subido a unas piedras y podría caerse. Otro de los cachorros está acercándose al arroyo y podría caer al agua. ¿Qué pensáis que hará la madre en esta circunstancia?……La respuesta es NADA. El cachorro que se caiga de las piedras aprenderá como debe hacer para no caerse y el que se caiga al agua saldrá como pueda y también aprenderá de su experiencia. La madre está, simplemente, dejando a los cachorros aprender de sus experiencias.

Seguir imaginando a la misma camada y pensar ahora en lo que haría la misma madre si detecta la presencia de cazadores en el monte…..¿que hará ante este estímulo que implica un peligro “real?. LO PRIMERO QUE VA A HACER ES ASUSTARSE y la conducta que mostrará ese miedo será un inequívoco encogimiento (rabo entre las patas incluido) seguido de un “reptar” hacia la madriguera que los cachorros interpretan como un “cuidado, aquí pasa algo”, por lo que seguirán a la madre y se agazaparán junto a ella en absoluto silencio (pautas de la especie)

Los cachorros no saben lo que sucede, pero la emoción de la madre se ha trasmitido de manera instantánea a todo el grupo. Los cachorros aprenderán de su madre los estímulos a los que hay que temer (en este caso) o los estímulos que son importantes (presas que cazar, por ejemplo), siempre guiados por esta emoción que actúa como eficaz comunicador dentro de los grupos sociales.

Yo extraigo dos importantes conclusiones: los perros aprenden de sus experiencias (positivas y negativas) y la emoción constituye un elemento comunicativo tremendamente importante.

Volvemos a nuestro “problema” con las bicis. Frecuentemente el problema se instaura a partir de una secuencia parecida a esta: vamos con nuestro cachorro de Border Collie suelto (luego iremos a los adultos con el problema ya fijado)  y dando un tranquilo paseo, cuando vemos acercarse una bicicleta. Al cachorro le llama la atención y se fija en ella. El dueño se pone nervioso y le llama. El cachorro duda…..¿por qué me llama justo ahora?, ¿por qué parece nervioso?, ¿será importante esto que está pasando?. El cachorro avanza hacia la bicicleta. El dueño se pone más nervioso aún y llama con  mayor insistencia. El cachorro se agazapa en un intento de “controlar”. La bicicleta no para. El cachorro persigue. El ciclista lo esquiva. El dueño está al borde de un ataque. Alcanza al perro, lo regaña, pide disculpas………etc, etc…..

Todo esto es lo que no debe pasar porque ha hecho del estímulo algo significativo e importante cuando lo que queremos es trasmitir todo lo contrario.

¿Cómo puedo quitar importancia a un estímulo o evento?. Pues permaneciendo tranquilo y sin hacer nada especial. El dueño, ante la bicicleta, tiene que seguir mirando su teléfono, caminando tranquilo o haciendo lo que esté haciendo sin ´mostrar el más mínimo interés. Y ahora viene el quiz de la cuestión. Para poder permanecer tranquilo necesito saber que la situación la tengo controlada y es por eso por lo que el cachorro no debería estar suelto del todo, sino con una correa larga (10 metros) arrastrando. Yo simplemente pisaré esta correa si se presentan estímulos a los que no quiero que el cachorro se dirija. Si el cachorro hiciera ademán de ir a la bici llegará al tope de la correa y no podrá llegar. El dueño no llamará y no hará nada especial salvo seguir su camino. El cachorro lo seguirá y este es el tipo de experiencia que debe producirse.

Te pongo este vídeo gravado ayer con el teléfono (perdón, es de muy mala calidad). Solo es para que veas como hago con la cachorra que tengo ahora y como el resto de perros me ayudan a comunicar lo que quiero (las bicis no nos importan) haciendo caso omiso de las mismas.

Ahora búscate las excusas que quieras para no usar el engorro de la correa: es que a mi cachorro no le gusta la correa, es que se le enreda, es que por donde voy no pasan bicis salvo alguna vez, es que pasa mucha gente y tengo miedo de que se enreden con la correa.

 

Efectivamente, el sistema que te explico tiene inconvenientes: tendrás que usar correa (que yo la uso para muchas cosas y que el perro tiene que llevar siempre para que no se condicione a tener un comportamiento con la correa y otro sin ella), tendrás que ir a pasear a lugares semitranquilos donde te puedas encontrar con el estímulo que estás trabajando (bicicletas en este caso) pero donde la correa no suponga un riesgo para otras personas (no la uses en La Castellana), la correa puede que se enganche en algún sitio y tendrás que desenredar, además se va a ensuciar por ir arrastrando….. La pauta no es para siempre. Harás ahora un pequeño esfuerzo que se verá recompensado con creces en el futuro, pues podrás ir con tu perro tranquilamente a muchos más lugares.

Desde luego, hay personas que trabajan de otra manera este tipo de problema. Lo políticamente más correcto sería decirte que puedes solucionar este problema yendo bien surtido de salchichas llamando al perro para premiarlo cada vez que aparece una bici.  Yo no lo hago así ni lo recomiendo por motivos que otro día explicaré, pero siempre os digo que cada persona tiene que elegir su método de educación en función de como somos y en que creemos. Lo que siempre hay que ser es constante y consistente.

Como se me alarga demasiado el post, dejo para el siguiente lo que hago con los perros que ya tienen el problema fijado.

Que disfrutéis de vuestro perro.

 

Una respuesta a “Como hacer para que mi Border Collie no persiga bicicletas (o coches, o corredores, o motos……)”

  1. Qué pasa chaval,oye unas cosas que no tengo muy claras cuando hablas de las fases de caza,concretamente en el border
    La fase de búsqueda yo creo que la tiene casi extinguidos,por el hecho que él no tiene que ir buscando extristamemte a las ovejas puesto qu digamos el pastor “se lo da hecho”,si lastiene una vez, que ve a las ovejas
    El acecho,si es el que veo yo junto a la persecución,el tema más importante;en la persecución yo creo que siempre a instancias de las órdenes del pastor
    La mordida,yo e visto perros que ante una oveja,recia,si muerden en las pezuñas, o un poco más alto,pero morder por morder yo creo que no
    Con lo de la correa,estoy de acuerdo,habría yo creo explicar más en tema del condicionamiento con la correa,en lo que se puede hacer y lo que que no ,el vídeo es ilustrativo
    Bueno chaval,perdona si me e metido en camisas de once varas con el tema del pastoreo,soy neófito 😂😂😂 un abrazo.Felipe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *