Como aprenden los perros y como le influyen mis emociones

No hay mejor aprendizaje que el que da la experiencia y mis emociones influyen decisivamente en la experiencia de nuestro perro.

Utilizaré aquí un ejemplo que les pongo a mis clientes para que entiendan dos cuestiones muy importantes a la hora de tratar con los perros:

Imaginemos por un momento que el perro fuera un animal silvestre y pensemos en una madre con sus cachorros en una de sus primeras incursiones fuera de la madriguera. La madre está tumbada y alerta mientras los cachorros exploran el mundo que les rodea. Uno de los cachorros se sube a unas rocas desde las que podría caer y otro de ellos se acerca a un río al que podría precipitarse. ¿Que pensáis que hará la madre?. ….NADA. La madre dejará que los cachorros experimenten por ellos mismos y aprendan por si mismos sobre sus destrezas, limites y “peligros” que les rodean. Ahora bien, imagina que la madre realmente detecta un peligro “real”….a lo lejos huele a un grupo de cazadores que se aproximan. ¿Que hará la madre ahora?. Pues con un movimiento agazapado se apresurará hacia la madriguera. Los cachorros inmediatamente la seguirán y se agazaparán junto a ella en silencio absoluto. 

¿Que dos lecciones importantes podemos sacar de este ejemplo?.

Primero: los perros aprenden de sus experiencias por asociación. No hacen valoraciones éticas como las nuestras del tipo bueno-malo, pero si hacen valoraciones del tipo seguro-inseguro, divertido-no divertido, importante-neutro…..

Segundo: la emoción es un poderoso medio de comunicación para los perros. El miedo de la madre es trasmitido a los cachorros para que la sigan y permanezcan en silencio.

¿Es posible aplicar esto en la educación de nuestros perros?…..Pues, yo lo hago continuamente.

Juan Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *